Transfer:

Uno de los aspectos más importantes para la XRAq es la transferencia, que se puede entender de diferentes maneras:

Como una colaboración y traspaso de información entre los grupos que componen la red, participando también en redes nacionales e internacionales de investigación con objetivos similares los propios
Potenciando la transferencia de servicios y de tecnología hacia las empresas del sector.

Para identificar áreas de colaboración y establecer contactos de investigación y asesoramiento técnico, se está dado a conocer la oferta de la Red a los diferentes sectores industriales, de modo que se oriente la investigación de los grupos hacia objetivos de interés común, asegurando al mismo tiempo una transferencia de resultados rápida y efectiva.

La XRAq ha mantenido la vocación inicial de transferencia y de trabajo con las empresas, lo que se pone de manifiesto en el número de contratos que ha desarrollado y en el hecho de que las reuniones de los investigadores con empresas del sector son permanentes. También se ha participado en varios workshops donde empresas e investigadores han debatido en relación a temas de interés común. Se debe resaltar las reuniones de trabajo sobre la investigación necesaria en el sector del molusco catalán y la reunión en la que se presentaron en el sector y se discutieron los resultados del Proyecto sobre la Enfermedad de Invierno de la dorada. Ambas reuniones se hicieron con fuerte participación del sector catalán en el Centro de Acuicultura de San Carlos de la Rápita. Además, a nivel internacional se ha de mencionar los dos workshops internacionales sobre el cultivo del lenguado, el primero en el Reino Unido y el segundo en Cádiz, en el que la presencia de miembros de la XRAq fue importante y en las que se encontraban empresas tanto españolas como de otros países europeos.

La existencia de la XRAq da el marco para la investigación conjunta, estimula la cooperación entre unidades y permite la masa crítica para poder acceder con éxito a numerosos proyectos competitivos.

Por tanto, nuestros retos de futuro se vehiculan en poder ofrecer una investigación de calidad, que sea útil y provechosa en la sociedad que nos rodea y participar en la formación de personal cualificado que pueda competir con sus homónimos. Debemos ser capaces de mantener un contacto fluido y permanente con el sector de la Acuicultura de nuestro país, que nos permitirá tener una visión global de las necesidades en investigación y tecnología y, también, de los requerimientos de formación de nuestros alumnos. Identificando las demandas sociales, nos será mucho más fácil encaminar nuestra investigación y la formación de nuestros jóvenes para alcanzar el bienestar que todo el mundo desea.